Juro que no son pretextoss

Bueno, bueno, es hora de reportarme y explicar ahora sí qué pinche pedo con la falta de actualizaciones sobre la terapia. El reto del día 3, según la aplicación, era ofrecerse a pagar la orden de alguien en algún restaurante o café. De principio, ¿a quién no le gustaría que un extraño llegue y ofrezca pagar por tu comida o bebida? Digo, se da el caso, si no no sería un reto sugerido por el mismo creador del juego. Pero bueno, era algo que sólo habría podido hacer una vez para no quedarme sin dinero por andar pichando a desconocidos xD Hubiera sido la buena obra del día, pero no tan buena para mi cartera. En fin, esa no fue la razón; pero fue parte de.

Comenzaré por explicar mi situación actual: De momento, estoy en dos trabajos; por las mañanas apoyo en la cocina de un negocio de comida, y por las tardes doy un curso de desarrollo de aplicaciones web, así que mi tiempo está algo limitado. Y casualmente, el reto del día 3 tocó en un día en que tenía que dar curso, por lo que no tuve tiempo de salirme a algún lugar a buscar a quién pagarle el café. Y bueno, pude haberlo hecho al día siguiente, ayer, pero para acabarla de chingar, el mismo día del reto, mi laptop decidió rebelarse contra mí y empezar a fallar. Bueno, en realidad ya llevaba algún tiempo presentando fallas en el disco duro, y había podido repararlas reinstalando el sistema operativo o restaurándolo, pero eventualmente tanta formateada tenía que volverse contraproducente, hasta que ese día de plano ya no se dejó ni reparar.  Y pues esa fue otra razón por la que no pude ni actualizar el blog para informar sobre lo ocurrido, así que, debido también a mi fuerte necesidad de trabajar con mi laptop, tuve que hacer un gasto algo fuerte para comprar otro disco duro para reemplazar el dañado y ya dejarme de problemas, y pues eso me dejó en una situación económica que no me permitía alimentar a un completo desconocido al azar.

¿Y saben qué es lo más curioso y mamón? Que después de que cambié el disco duro de mi laptop, conecté el viejo como un disco externo para ver si podía recuperar la información que tenía, y el maldito funcionó al primer intento. Es de esas veces que la vida te juega una broma pesada y luego se sigue riendo de ti como por tres semanas.

En fin, luego de todo ese desmadre, revisé la aplicación de la terapia para ponerla al día, y como no cumplí el reto, ahora ya no puedo usarla. Lo que sucede es que te permite elegir si quieres pagar una multa de US$1 si fallas un reto, la cual yo no acepto, pero esta vez, por alguna mamona razón creyó que sí lo hice, y al no poder obtener información de pago de mi cuenta de Google Play, se queda en un ciclo infinito en el que cuando la abro, me dice que no cumplí el reto y tengo que pagar, intenta obtener los datos de pago, falla, y se cierra. Fácilmente podría reinstalarla y empezar donde me quedé, pero sinceramente me da hueva y no quiero estar batallando con eso. Pero no dejaré la terapia, simplemente ya no utilizaré la aplicación para sugerirme los retos. Así que, cuando pueda me inventaré yo los retos, según lo que se me ocurra hacer en algún determinado momento, o planeándolos con anticipación; pero también, ustedes pueden ayudarme sugiriéndome retos, lo que se les ocurra, sólo díganmelo en los comentarios y los iré juntando para realizarlos conforme haga falta.

Así que pues esa es mi explicación de lo que ha pasado en estos días, espero y sigan pendientes para más noticias sobre la terapia, y recuerden dejarme sus retos! Pásenla chido gente, sale bye!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s