Fecesbook*

*fecesbook: del inglés feces (heces fecales, excremento) y book (libro); libro de mierda.

No sé qué sea lo que se esté volviendo más pendejo cada vez, si la gente, o sus modas. Por simplicidad y cuestiones de tiempo, me iré por la primera opción.

En serio gente, ¿qué puto pedo? ¿Hay algún virus apendejante en el aire al que una minoría somos inmunes? ¿O la falta de gluten en sus alimentos les está restando nutrientes esenciales para no andar haciendo pendejadas? Tal vez sea el comienzo de un apocalipsis zombie contemporáneo y realista en el que los zombies son en realidad gente cuyo cerebro fue reemplazado con acerrín y van por el mundo vagando lenta y torpemente en busca de likes e infectando a otros al contacto.

A menos que hayan vivido en coma o bajo una roca (posiblemente también en coma) durante los últimos 10 años, todos conocemos Facebook, claro que sí. Ese bonito sitio, más correctamente llamado red social, donde puedes encontrar a tus amigos de la preparatoria que en realidad nunca te agradaron y prefieres no tener contacto alguno con ellos, estar al tanto de lo que hace (y con quién lo hace) tu ex, molestar a todos invitándolos a jugar algún estúpido puzzle que tú juegas en horas de trabajo en lugar de hacer algo útil, acosar gente que no conoces porque sabes que muy probablemente nunca te conocerán, contarle a todo mundo que vas al gym a sabiendas de que no les importa un carajo, demostrarles lo completamente vanal que eres o aparentar ser más inteligente de lo que en realidad eres o llegarás a ser en tu vida, y básicamente darte cuenta de que todos tienen una mejor y más completa vida que tú, o al menos eso quieren hacer parecer.

Sí, hay infinidad de cosas que se pueden hacer ahí, y cada vez hay más. Y ciertamente lo que uno publique es su responsabilidad, y lo que opinen otros usuarios es pedo de ellos, y no debe importar a quien publica (a menos que sean likes, los likes siempre son buenos). Yo mismo he desafiado y vencido las quejas y reportes que han hecho sobre mis publicaciones (más específicamente, bonitas fotos de nalgas, me gustan las nalgas.), y sólo porque una persona piense que algo que publiquemos es incorrecto para sus estándares o creencias, no significa que tenga razón. Pero hay niveles, gente. Hay una abismal diferencia y una línea muy delgada entre publicar una foto de unas nalgas, a publicar una foto de un niño con la cabeza reventada. Recientemente se está poniendo muy de moda que cuando hay algún ataque o desastre natural, abundan por internet imágenes de niños muertos en dicho evento. O sea, ¿pa qué? Está claro que el impacto es mucho mayor por tratarse de un niño, una criatura inocente y con el mundo y una vida entera por delante (y si fuera un perro o gato, olvídense, se rompe el internet); pero ¿qué pinche falta de humanidad es esa? Sea quien sea la víctima, y cualquiera que sea la causa de la muerte, una foto de un cadáver no es algo para andar rolando por internet. ¿Se acuerdan de páginas como rotten.com y los miles de videos snuff que rondan por la red? ¿Se acuerdan cómo tanta gente criticaba y satanizaba dichos medios, y a quienes los frecuentaban? Porque aunque muchos llegamos a ver sitios o contenidos así por curiosidad, a fin de cuentas no era más que la gente con problemas quienes visitaban esos sitios frecuentemente y ya por gusto propio. Pues bien, eso que están haciendo hoy en día, jóvenes, eso de andar publicando por todos lados a un niño ahogado, quemado o con medio cráneo, es exactamente lo mismo. Están promoviendo el morbo, el amarillismo de los medios de los que tanto han renegado. ¿Y todo saben para qué? Para saciar su propio y enfermo ego. Como si compartiendo esas imágenes fuera a revivir el niño, o se fueran a acabar la guerra y los desastres. Pero en su insípida cabecita tienen la babosa idea de que están contribuyendo a algo, a extender un mensaje. ¡OH, SABIOS PROFETAS DE LA NUEVA REVOLUCIÓN! ¡LLEVEN SU MENSAJE DE PAZ Y ESPERANZA A TODOS LOS RINCONES DEL MUNDO A TRAVÉS DE INTERNET! Claro, como si eso fuera a ayudar. Sólo propagan un mal, alimentan sus egoístas motivaciones, y denigran cada vez más la imagen de lo que es un humano.

Porque, aah, no nos olvidemos de lo que te dicen para prácticamente forzarte a hacer la publicación. “Comparte y escribe Amén si tienes corazón” ¡MIERDA! ¿Qué hago? ¡Claro que tengo corazón, soy un ser humano! ¡Tengo que escribir “amén” y compartir esta imagen ya! ¡Eso les demostrará a todos que tengo corazón y me preocupa la situación actual en el mundo, pero no estoy dispuesto a hacer nada mas que compartir imágenes para mostrar mi supuesto apoyo! ¡NO MAMES! ¿A quién vas a apoyar? ¿Al país donde pasó eso? ¿A tu propio país? ¿A los padres del niño muerto? ¡Sí! ¡Que todos vean la foto de mi hijo muerto, y que quede siempre inmortalizada la imagen de su cráneo reventado donde siempre pueda encontrarla! No nos vayamos muy lejos, ¿qué sentirían ustedes si fuera su hijo, o su hermanito el de la foto? ¿Acaso a ustedes les gustaría que estuviera circulando por todas las redes? ¿Agradecerían el “apoyo” de esa forma? ¿Cómo se sentirían de entrar a internet todos los días y encontrarse siempre la imagen de su hijo/hermano muerto? Y peor aún, que la gente la esté utilizando para sus propósitos egoístas, sean los que sean. Claro que no les gustaría, ¿verdad? Y si sí, pues ¿qué clase de enfermos sadomasoquistas son?

En serio, ¿cómo les deja el cerebro tanto Candy Crush Farmville? ¿Qué tan estúpido hay que estar para caer en este tipo de morbosas perversiones? Porque claro, publicar una foto de unas nalgas es un pecado mortal y merece ser castigado con la horca y empalamiento, ser borrado totalmente de la faz del Universo, vaporizado, como si jamás hubiera existido. Pero publicar el cadáver mutilado de un niño, es perfectamente correcto y aceptable socialmente, de hecho, ¡denle una medalla a todos los héroes que lo hacen! Condecórenlos y lauréenlos como los sabios y filántropos que son, denles un premio Nobel y que sus nombres queden para siempre inmortalizados en los registros de la historia mundial.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s