Confesión de Sköm (Tercera Parte): Cuando el muro comienza a caer

Todos, absolutamente todos tenemos un límite, un punto en el que no podemos más, nos rompemos, y rompemos lo que se nos ponga en frente (generalmente caras, hocicos y madres). Y, cuando no conocemos el límite de alguien, comúnmente de aquellas personas que parecieran no tenerlo, es por una sencilla razón: y es que en verdad estamos mucho mejor sin conocerlo.

Era prácticamente obvio que un día se agotaría mi paciencia y me cansaría de toda esa situación. Aparentemente, era obvio para todos, excepto para mí. Pero cuando por fin agarré la pinche onda y me di cuenta de lo que ocurría en realidad, entré en razón de que mi paciencia se había agotado mucho tiempo atrás. Simplemente llegó un  momento en que me harté de su indecisión y cobardía de no afrontar lo que pasaría; si hay una emoción que odio más que a cualquier otra, es el miedo, más aún cuando se aferran a él y se esconden tras él.

En algún momento, parecía que todo por fin se resolvería, Asdf dejaría a Qwer, saldría de esa casa, y todo iría bien, ¿verdad? Hahahahahahahaha… Creo que ocurrió todo lo contrario. Asdf le reveló a Qwer que lo dejaría, por fin dejando de lado cualquier posible miedo, y él sorprendentemente lo tomó de la manera más madura posible. Nah, por supuesto que estoy bromeando, en realidad intentó suicidarse con pastillas. Admito que en el momento que me enteré de eso no pude evitar pensar “se lo merece“, o “eso lo quitará del camino“, como la mierda de persona que eso me hacía ser; pero en cuanto vi la reacción de Asdf, al preocuparse y ayudarlo a recobrar la consciencia, en un principió logró hacerme sentir culpable y pensar que no podría vivir llevando la carga de haber provocado (directa o indirectamente) la muerte de alguien. Y luego traté de explicarme por qué era que ella aún se preocupaba así por él. Por un momento no comprendía una chingada de lo que estaba ocurriendo.

Tiempo después de este “numerito”, Qwer finalmente tuvo un par de huevos sintéticos, y decidió hablar conmigo. Al principio ignoré sus mensajes, pero siguió insistiendo. Quería reclamarme por mi interés en su novia, haciéndolo parecer como si él fuera el novio más atento del mundo y uno que no daría motivos para tales situaciones, y como si yo fuera el mamón baja-novias que llegó y sedujo a Asdf con toda la intención de destruir su relación para mi beneficio propio. La conversación terminó con él diciéndome que Asdf podía quedarse conmigo pero que la cuidara o lo pagaría, a lo que reaccioné con un “sí, ok“. Pero no fue la última vez que hablé con él. Eventualmente seguía hostigándome con mensajes, generalmente cuando le picaba el bichito del arrepentimiento y decidía que siempre no podía quedarse Asdf conmigo, todo para terminar la conversación nuevamente con que sí. Puta, cambia de opinión más veces de lo que yo cambio de calzones (lo cual, como dato cultural, es aproximadamente de 3 a 4 veces por semana). Un día decidió que los mensajes no eran suficientes, y se atrevió a marcarme, lo cual ignoré. Hasta que le pidió a Asdf que me dijera que él quería hablar conmigo rápidamente, así que ya para que dejara de chingar, decidí atender su llamada. En sí, como era de esperarse, era para lo mismo. Lo gracioso fue que esta vez decidió agregar que le había pedido a Asdf que se casara con él (siendo que ya era bien conocido que él no quería ningún compromiso), y ella había aceptado. Miren, de pendejo nomas tengo la cara. Sí, he caído en muchos engaños antes y se han burlado de mí incontables veces, pero si van a mentirme, al menos intenten hacerlo bien. He oído infinidad de mentiras en mi vida, pero esa era la más absurda, por los antecedentes que ya conocía, y pues más que nada porque al mismo tiempo de que hablaba con él, también hablaba con Asdf sobre todo lo que él me decía, así que pudo desmentir tal falacia. Esto ocasionó que ella fuera a reclamarle el haber dicho eso, y terminaran en una discusión de la que ya no supe cómo acabó.

Y así dichos eventos se repitieron una y otra vez, Asdf intentaba terminar con Qwer, él intentaba suicidarse, iba a dar al hospital, Asdf lo acompañaba hasta que se recuperara, y aquí me tenían también a mí de pendejo preocupándome. Luego Qwer finalmente aceptaba que Asdf no quería estar con él, se iba de la casa, y regresaba días después con todas las ganas de chingar todo y volver a empezar el proceso. ¿Y por qué no aprovechaba Asdf esos lapsos para salirse de ahí y no regresar jamás? Pues eso lo sabrá la chingada, porque yo no. Y por más que le preguntara, siempre había alguna excusa: que no tenía a dónde irse, que le debía dinero a los papás de Qwer, que todavía tenía cosas en casa de dichos papás, que no quería irse a casa de sus papás, etcétera, etcétera, etcétera. Fueron esas excusas las que fueron agotando poco a poco más mi paciencia. Porque, admitámoslo, no eran más que excusas. En muchas ocasiones también le sugerí a Asdf que demandara a Qwer, por todo lo que hacía y le había hecho, una vez incluso insistí en enviar una unidad de policía a su casa cuando tuvieron una discusión aparentemente muy fuerte, de la cual me hizo saber por un mensaje que decía simplemente “ayuda“, ¿cómo chingados esperaba que reaccionara a un mensaje así? y, por supuesto, se negó a que enviara a la policía, pues decía que arreglaría todo. Por un momento pensé que lo asesinaría y así todo estaría resuelto, pero no, su gran idea para resolver el asunto, fue quedarse con él y hacerle creer que perdería contacto conmigo, lo cual me hizo saber a través de una serie de mensajes crípticos que sabía que yo entendería. ¡Brillante! ¿Cómo no pensamos en tan excelente solución desde un principio? ¿¡POR QUÉ PUTAS NO NOS DEJAMOS LOS PINCHES CALZONES PUESTOS DESDE UN PRINCIPIO Y NOS AHORRAMOS TODA ESTA CHINGADERA!?

Continuará…

Advertisements

4 thoughts on “Confesión de Sköm (Tercera Parte): Cuando el muro comienza a caer

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s