10 cosas que me gustan y 10 cosas que no me gustan

Ya hablé en un post anterior sobre 10 cosas que me hacen feliz, pero esta vez hay que profundizar y ser un poco más específico, y al mismo tiempo, enumerar otras 10 cosas, pero que no me gustan. Esa será fácil, hay muchas cosas que me disgustan o sencillamente no tolero, pero siempre es bueno que las conozcan para evitar conflictos después. En fin, he aquí mis listas:

10 cosas que me gustan

  1. Pokémon: Esta lista va a ser algo obvia, porque si algo me gusta, me hace feliz. Y volviendo al post anterior, los videojuegos son una de las cosas que me hacen feliz. Pero para ser más específico, creo que es más que obvio que Pokémon es mi favorito. Es algo que he seguido desde que llegó aquí, en todas sus formas: juegos, anime, películas, juguetes, tazos, y cualquier chingaderita que sacaran que fuera de Pokémon, yo debía tenerla. Lo único en lo que no pude indagar mucho fue el juego de cartas, pues en aquel entonces no era fácil de encontrar por aquí, o al menos yo no veía mucho, únicamente llegué a ver booster packs en alguna tienda, pero quizá pudiera haber encontrado base decks u otras cosas en algún lugar más especializado, de los que en esos tiempos no conocía ninguno. Pero si algo no he dejado, son los juegos, en cada generación nueva que salga (excepto la quinta, porque fue durante mi trágica etapa sin DS), por más defectos que les halle la gente y los genwunners. Y así seguiré, hasta que se acabe la saga o me acabé yo. Y por supuesto, estoy completamente hypeado por Pokémon Sun Pokémon Moon
  2. Géneros musicales: Ya había mencionado que me encanta la música, y que soy muy abierto en cuanto a géneros de ésta, pero, ahora toca mencionar cuáles son los que más disfruto escuchar. Mis favoritos definitivos son el rock metal de los 70’s-80’s, ya saben, thrash metal, heavy metal, glam metal, power ballads, etcétera. Pero con el tiempo he ido adoptando más géneros de muchísimos estilos, por ejemplo, la electrónica, y sus variaciones, como trance, psycho, dubstep, EDM. De hecho, todos los álbumes que he hecho tienen gran influencia de esos géneros. También me gusta la música clásica, por influencia de mi madre y mi abuelo, quien fue un reconocido maestro de música. Me gusta el ska, porque es un género muy movido y divertido para tocar, sobretodo en el bajo. Hace algún tiempo también le tomé el gusto al metalcore, deathcore, y todos esos que terminan con core, y últimamente he escuchado mucho progresivo djent, por mi banda, y ha sido uno de los más grandes retos que he encontrado musicalmente, pues implicó aprender a tocar con 5 cuerdas y desarrollar muchísimo mi velocidad de ejecución, pero todo lo vale. Esos son los géneros que más escucho últimamente, y por supuesto no podía dejar de mencionar la fusión de este punto y el anterior: VGM (Video Game Music), ya sea un chiptune en 8 bits, o un soundtrack completo con sinfónica y todo el pedo, la música es uno de los factores con más importancia para mí en los videojuegos. Y, pues, como placer culpable (aunque ni tanto, porque la verdad me vale madre lo que piensen), me gusta algo de j-rockj-pop.
  3. Conocer gente nueva: Siempre es interesante encontrar a una persona nueva y conocer poco a poco sobre ella, conocer su historia, contarle la mía, y descubrir qué intereses compartimos de los que podamos conversar. Y aún si no hay intereses comunes, no deja de ser interesante aprender sobre sus propios intereses y conocer algo nuevo o de lo que tenía un juicio prematuro.
  4. Dejar origamis en lugares al azar: Tal vez algunos ya hayan visto mi viejo álbum del proyecto llamado の楽園 (Paraíso de Papel), en el que tenía fotos de figuras de origami que dejaba en lugares públicos, parques, calles, etcétera. De repente me gusta salirme a caminar o simplemente sentarme en un parque, hacer alguna figura, dejarla por ahí, y tomarle una foto. Es emocionante pensar qué pueda ser de ella, si alguien la verá y la recogerá, si el viento la llevará a otro lado, o si simplemente alguien amargado y sin visión del arte la verá como basura y la tirará.
  5. Máscaras: Por alguna extraña y profunda razón, me fascinan las máscaras, más que nada las máscaras históricas, como mi máscara de médico de la peste, y otras de ese tipo, que se utilizaban para diversas profesiones o rituales antiguos. Me gusta mucho pensar lo que representa la máscara en sí, y lo que se oculta detrás de ellas.
  6. Aprender idiomas: Desde que aprendí inglés a temprana edad, descubrí que tengo cierta facilidad para aprender otros idiomas, además de que es algo que me gusta mucho. Aunque en realidad no suelo tomar cursos presenciales, sino que prefiero aprender por mi cuenta, con materiales que yo mismo consigo, fue así como comencé a aprender un poco de alemán, francés, japonés, sueco y últimamente he estado practicando mucho italiano. No siempre los estudio por completo, aprendo algunas palabras, algunas expresiones, y algo de gramática, pero sé que poniéndome a estudiarlos a fondo, puedo llegar a dominarlos en relativamente poco tiempo.
  7. Cocinar con ajo: Existen tres ingredientes que nunca deben faltar cuando cocino: ajo, mantequilla pimienta (bueno, excepto claro cuando hago un postre…), de los cuales el más prominente siempre es el ajo. De ahí que me encante hacer comida italiana, y básicamente cualquier cosa que lleve esos tres ingredientes, pasta, tomate, y un chingo de especias.
  8. Hacer experimentos: Desde niño siempre me ha gustado hacer experimentos con cualquier cosa: mezclar cosas que tal vez no debería mezclar, desarmar aparatos electrónicos y hacerles modificaciones, combinar géneros musicales, comer combinaciones blasfemas de comida, etcétera. Hay algo tan tentador y emocionante en el “¿y qué pasa si hago esto?“, y documentar los resultados para futuras referencias.
  9. Series y películas: Nada mejor para pasar el rato como ver una película, ya sea en el cine, en casa, solo o acompañado. Pero si lo que quieren es ya de plano ver cómo se les va una parte de su vida sin darse cuenta, lo mejor es ver series. Son dos cosas que me gusta hacer y para las que también soy muy abierto en cuanto a géneros. Bueno, nomas no me hagan ver nada de TelevisaTV Azteca, ni cosas dramáticamente girly, y sobretodo, por favor, no me hagan ver musicales, POR FAVOR, ¡NO!
  10. PARTY HARD, BITCHES!!!No seré la persona más social, ni el más vago, pero siempre que hay oportunidad, me gusta ir a un buen party, así sea en un terreno baldío nada más con dos bocinas y un foco rojo. Siempre es divertido ir con tus amigos a meterte entre un montón de gente a alcoholizarte, pendejear un rato, y por alguna u otra razón terminar sin ropa. Claro, siempre y cuando no aparezca el pendejo que siempre termina empezando un pedo y arruina todo. Y ya que estoy empezando a sacar frustraciones, vamos a la otra lista…

 

10 cosas que no me gustan

  1. Gritos: Esta lista va a ser fácil, porque soy bien pinche hater. Y odio los gritos. Los detesto como casi nada en este maldito mundo. Odio que me griten, odio que me hagan gritar, odio escuchar gente gritando, odio a la gente que se comunica por medio de gritos nomas por la puta hueva de no mover su maldito y marrano trasero a donde está la otra persona. Simplemente, no griten.
  2. Payasos: No es ningún trauma de la infancia, que yo sepa, ni nada por el estilo. Pero hay algo en los payasos que no soporto, pero no sé qué. Simplemente no puedo verlos, no puedo estar cerca de ellos, no los aguanto. Me pone de pésimo humor verlos, así sean payasos de un circo, de los que se suben a los camiones, o hasta payasos famosos (generalmente de las cadenas que mencioné más arriba). Los odio.
  3. Fanáticos: Sean religiosos, de los gatos, del gym, o de lo que sea, no soporto a los fanáticos. No tengo nada en contra de sus religiones, creencias, gustos o actividades, eso es completamente su pedo, PERO, no quieran ensartarle sus putas religiones, creencias, gustos o actividades a todo el pinche mundo como si fueran lo mejor de dicho pinche mundo, o como si ustedes fueran mejores que los demás sólo por eso. En serio, no tolero a la gente que sólo se la pasa hablando de eso, publicando cosas sobre eso, y viviendo como si eso fuera todo en la puta vida.
  4. Mi nariz: No sé, simplemente, ugh, no me gusta hahahahaha… Por eso uso máscaras.
  5. Y en cuanto a música: Si vas a escribir una canción con la intención de que me guste, aquí hay un par de consejos: NO hables de tu banda de narcos o a cuántos pendejos levantaste, ni de qué camioneta manejas para compensar tus deficiencias genitales, ni de qué marcas de alcohol compras. Tampoco me interesa saber la cantidad de drogas, dinero, o perras que dices poseer en tu barrio pobre. No, tampoco quiero saber que mataste a tu compadre porque tu esposa te engañó con él. No me interesa conocer la opinión de una mujer sobre los combustibles, ni su necesidad por los mismos. Espero y haya quedado claro.
  6. Que me hagan repetir las cosas, o hacer que me las repitan: Las dos me son igual de molestas. No me gusta que me hagan repetir las cosas, porque pues uno simplemente no tiene tiempo para andarse con esas chingaderas, y aparte lo tomo como si no me estuvieran poniendo atención, más cuando, en efecto, noto que no me ponen atención y luego me piden que repita las cosas como si no fuera un problema. Pos no mamen. Pero tampoco me gusta hacer que la gente me repita las cosas. Ya estoy un poco sordo y a veces no escucho muy bien, y es molesto para mí tener que estar pidiendo que me repitan las cosas una y otra vez, más que nada porque considero que les ha de molestar com o a mí me molesta, y no me gusta andar molestando así. Por otro lado, no me gusta que me repitan las cosas cuando yo ya las escuché o ya las sé, lo tomo como una incómoda insistencia.
  7. Que me hagan esperar: Siempre trato de ser lo más puntual posible a todas mis citas (excepto a veces cuando son demasiado temprano, ahí sí ni queda reclamar a nadie), así que espero una cierta reciprocidad al respecto. Unos minutos no hay problema, pero si ya es mucho lo que te vas a tardar, al menos hazlo saber. Nadie posee el tiempo de nadie más, así que por favor no hagan a nadie desperdiciarlo esperándolos por alguna razón estúpida y sin validez.
  8. Que se tomen todo personal: Uno es muy baboso, y como tal hace muchas babosadas. Y a veces esas babosadas no le caen a alguien y piensa que la babosada en cuestión fue hecha premeditadamente en su contra. No mamen. A veces uno ni siquiera hace nada, y algún suceso fuera de mi control es tomado como un acto de rebeldía o desprecio. Ejemplo: En aquellos tiempos del MSN, ya saben que era clásico que fallara el internet y nos desconectara. También era clásico que siempre había algún pendejo queriendo llamar la atención con su nick y se conectaba y desconectaba muchas veces seguidas para generar un chingo de notificaciones, por eso siempre tenía mi estado como No disponible, pero la verdad es que sí estaba disponible, sólo no quería lidiar con los pendejos aquellos. Total, que había cierta persona, que se ofendía cuando me desconectaba porque se me iba el internet, o por el hecho de estar como no disponible y tardarme, no sé, 7 segundos en contestarle; y cuando volvía a conectarme, ya estaba desconectada y nomas había dejado un mensaje mamón de “ay bueno creo q stas ocupadin, ablamos luego bye bixus“. Ahora sí que ¿o sea qué pedo?. A ese tipo de cosas me refiero con que se lo tomen todo personal, mis babosadas son generales, nunca con el afán de ofender a nadie. Si se lo toman personal y creen que lo hago por joderlos, pues es su pedo.
  9. Tener que escribir listas de 10 cosas: No, en serio, por eso casi siempre hago listas de 5, porque luego se me seca el cerebro y no se me ocurre nada más. De hecho por eso puse esto, porque no se me ocurría nada más. Y lo peor es que luego me acuerdo de más cosas después de que ya publiqué la lista.
  10. Que me sobreestimen/subestimen: A todos nos gusta que crean en nosotros. Claro, me gusta que reconozcan mis habilidades y capacidades y confíen en mí para tareas de las que éstas me permiten encargarme. No me importa que me pidan paros todo el tiempo mientras tenga la capacidad de llevarlos a cabo. Y claro, sé que tengo la capacidad de realizar muchas cosas, y más aún si me lo propongo. Pero lo que no me gusta, es que crean que puedo hacer cosas más allá de eso, o cosas para las que (tal vez aún) no estoy capacitado, que crean que nomas porque “soy bien inteligente” ya puedo hacer cualquier chingadera que se les ocurra. O sea, sí, gracias por la confianza en mis habilidades, lo aprecio, pero tampoco se mamen. Obviamente habrá cosas que no puedo hacer, y por eso aprecio que estén bien conscientes de mis capacidades. Por otro lado, tampoco me gusta que subestimen mis capacidades, que crean que no puedo hacer algo que claramente soy capaz de hacer, sólo porque no me conocen o por simple mamada. Pero igual eso es bueno porque les puedo callar el hocico cuando lo hago.

 

Bueno, me tomó un puto día (en episodios, porque estuve bien pinche ocupado) pero por fin terminé la lista. Igual que con mis otras listas, espero y les haya gustado y les sirva para conocerme mejor, y más que nada para evitar pedos de que hagan cosas que no me gusten y las cosas terminen mal. Ya me largo pues porque todavía tengo otro post que escribir hoy. Pero no sin antes preguntarles obligatoriamente, ¿qué les gusta y no les gusta a ustedes? Dejen su raya, morros. Ahí la guachamos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s